domingo, 2 de septiembre de 2012

Como diría el Chuache...

"He vuelto". Desconectada todo el verano, vuelvo a dar la murga por aquí, a ver qué tal se presenta el otoño. En cuanto a estos dos meses, se me han pasado volando.

Me ha dado tiempo a descansar, pero también a patear medio País Vasco y parte de Francia. Ir al Museo de Bellas Artes de Bilbao y ver olas furiosas en Biarritz.



Bañarme en la playa de la Concha y conocer mi nuevo bar favorito del mundo mundial, sito en Bilbao, en el cual me dedicaron (vídeo incluído) el mash-up de Rick Astley con Nirvana, y nos descubrieron maravillas youtubianas. A Psy ya lo llevo en el ipod.





He tenido tiempo para cuidar a dos de mis sobrinas, gracias a lo cual me he enganchado a Hora de Aventuras. Al Consorte también le encanta. Son lo más.



Y además de todo esto, mirando mi perfil de Goodreads (página de la cual soy adicta), he visto que he leído diez libros durante el mes de julio y otros tantos en agosto. Llevo cuatro libros terminados desde que el Consorte empezó a leer Tormenta de Espadas, y va para largo. Cuando lleve la mitad me ha dicho que se va a leer El Gran Gatsby, así que aprovecharé para devorar el de George R.R. Martin mientras él se pelea con Jay y Daisy en inglés... Pero de momento estoy inmersa en esa maravilla que es la serie Anno Dracula de Kim Newman, concretamente con el segundo, The Bloody Red Baron. Bloody good que son los libros, maldita sea.



También me ha dado tiempo a ver bastantes películas (y a llevarme un chasco con Prometheus; Sassy Fassy es lo mejor de la película, con diferencia), y ponerme a ver Deadwood. Sí, a estas alturas de la vida.

Quiero un David para mí solita

Y poco más. Ver los Juegos Olímpicos, cantar el "God Save the Queen" y alegrarme de las medallas británicas, emocionarme con Usain Bolt y con los perritos de la Reina en la Ceremonia de apertura...

Ah, sí, y algo más. Lo mejorcito del verano. Hacía mucho tiempo que no me reía tanto como en la semana fantástica del Ecce Homo de Borja. Genius.




Resumiendo, este ha sido mi verano. Ahora llega el fresquito (wiiii!) y el otoño (wiiiii!). A ver si se me quita la pájara del calor y la vagancia y actualizo esto más a menudo.

1 comentario:

  1. Ah, el fin del verano...

    Coincido con lo del Ecce Homo (aka Ecce Mono) y con lo de Hora de Aventuras. En cuanto a Prometheus... no caí en su vil engaño y, después de leer tantas críticas negativas, creo que me reservaré su visionado para un día en el que esté muy aburrida y/o con ganas de criticar algo con saña.

    Gracias por pasarte por mi blog. El tuyo, es siempre un placer leerlo.

    Bisous!

    ResponderEliminar