viernes, 28 de septiembre de 2012

Uncanny stories

Londres, abril de 2012. Recorriendo las librerías de Charing Cross de arriba a abajo, me encuentro con una vieja conocida, cuyo nombre no recuerdo, que hace esquina y tiene libros y deuvedés tirados de precio.

En el anterior viaje, el Consorte se estiró y me regaló Varney, the vampyre. Le costó una libra y media, creo. Una edición cutrelux, tapa blanda y papel reciclado, de una colección que no conocía,  ("Tales of Mystery and the Supernatural") de una editorial que tampoco, Wordsworth Editions. A mí es que me sacas de Penguin, Faber and Faber, Virago y Vintage y ya la hemos liado.

Total, que con premeditación y alevosía, busco la susodicha colección y me lanzo en plancha. Después de más de media hora intentando decidir, me quedo llevo dos por el módico precio de cuatro libras. Uno son las Ghost Stories de Edith Wharton. Y el otro, un poco a lo loco, sin haber oído hablar de la autora y guiándome por haber leído "Freud" por algún sitio (y qué leches, en el mismo título), Uncanny Stories de May Sinclair.

La ilustración de la portada es lo más


Meses después, véase septiembre, me da por coger el volumen de Sinclair (la cual, por cierto, acuñó el término "stream of consciousness". Y yo sin enterarme de la existencia de esta señora. Años de filología tirados por el retrete, qué vergüenza). Y qué historias, señores. Algunas mejores, otras un poco más pesadas, y "The Intercessor", historia de fantasmas con un regusto a las Brontë que ha entrado directa a mis favoritas.

Ya estaba imaginándome yo "The Intercessor" cinematográficamente a lo La mujer de negro cuando google de mis amores me lleva a una serie británica que allá por los ochenta echaron en TVE, basada en relatos de fantasmas, Shades of Darkness. Y youtube mediante, he encontrado el capítulo basado en este relato.

Aún no lo he visto, lo tengo preparado para después de cenar, pero me la juego y lo cuelgo. Espero que os guste (y a mí también).




Y hablando de cenar, os dejo, que ya me está diciendo el Consorte que tengo la cena lista. Así da gusto.

Que paséis un buen fin de semana.

viernes, 7 de septiembre de 2012

Lo de "Versátil" me siempre recuerda...

...a un amigo que lo es. Ya tú sabes, activo, pasivo o versátil. 
En fin, chorreces aparte, mademoiselle Cicely me ha otorgado un premio en su blog (interesantísimo y muy, muy recomendable. Ahí lo dejo.). Y como me gusta más un cuestionario que a un tonto un lápiz, allá voy.



1. Una vez concedido has de nombrar a la persona que te lo otorgó.  (¿Eso no lo he hecho ya?)
2. Nominar a 10 bloggers con menos de 200 seguidores.
3. Contestar a las siguientes cuestiones.


¿Qué te impulsó a hacer el blog?
La señorita Tula me puso los dientes largos con el suyo.

¿Por qué pusiste ese nombre al blog?
Desde hace bastante tiempo que tengo el nick de Lulu en internet por la maravillosa Louise Brooks en la película de Pabst (posteriormente leí la obra de Wedekind y sigo en mis trece). 



El "Du Marais", porque fue el barrio parisino en el que viví durante el Erasmus. Mi barrio.
Juntas los dos... et voilà, un nombre con pegada, que me recordaba a Kiki de Montparnasse y que suena bien tanto como nombre artístico para una bailarina de burlesque como para una drag-queen de despedidas de soltera.

¿Qué entrada te dio más quebraderos de cabeza?
La que más y la que menos, la de Frank Braña. Me daba mucha penita, casi se me saltaban las lágrimas, pero a la vez salió del tirón. Así estará escrita...

Canciones favoritas
Puedo hacer una lista hasta que blogger me diga que ya no me quedan caracteres, como si fuese un sms. Imposible, mis gustos musicales son muy, muy, muy variados. Entrarían The Doors, The Wallflowers, Amanda Palmer y The Dresden Dolls, The Rolling Stones, Glenn Miller, Django Reinhardt, Serge Gainsbourg, Edith Piaf, Ruth Etting, Pad Brapad, Marilyn Manson, The Hives, Elvis, Jeff Buckley, Janis Joplin, Bob Dylan, El Fary...

Un libro que recomiendas
Como elegir uno es técnicamente imposible sin que me explote la cabeza a lo marciano escuchando a Slim Whitman, voy a intentar escoger diez.

- Watchmen, de Alan Moore.
- La espuma de los días, de Boris Vian.
- El gran Gatsby, de F. Scott Fitzgerald.
- The Bloody Chamber, de Angela Carter.
- Expiación, de Ian McEwan.
- La pasión, de Jeanette Winterson.
- La serie Anno Dracula de Kim Newman (aquí me lanzo a la piscina, son cuatro y solamente he leído dos)
- La invención de Hugo Cabret, de Brian Selznick.
- Los Amphigorey de Edward Gorey.
- Cualquier libro de Richard Matheson.

Película favorita

Same as above.

- Top Secret!
- Rebeldes del Swing
- Soñadores
- Cabaret
- Ser o no ser
- Con faldas y a lo loco
- No man of her own
- El club de los poetas muertos
- La vida de Brian
- El resplandor

Un sabor
Chocolate blanco.

La noche o el día
La noche. No me quema el sol (complejo vampírico o de Dita Von Teese), todos los gatos son pardos y es la hora de dormir.

Tu vicio, el que más te pierde
The Book Depository. Me están desangrando, pero sarna con gusto...



Nominados

Crónica de una veinteañera

La Noche de los Wasabis Verdes Fritos

Vuelo Directo

Tula Malcriada

Matisse Morte

Monster High Fanáticas  (sí, es mi sobrina de once años, qué pasa :))


Enhorabuena a los premiados. Que tengan ustedes un feliz viernes.

domingo, 2 de septiembre de 2012

Como diría el Chuache...

"He vuelto". Desconectada todo el verano, vuelvo a dar la murga por aquí, a ver qué tal se presenta el otoño. En cuanto a estos dos meses, se me han pasado volando.

Me ha dado tiempo a descansar, pero también a patear medio País Vasco y parte de Francia. Ir al Museo de Bellas Artes de Bilbao y ver olas furiosas en Biarritz.



Bañarme en la playa de la Concha y conocer mi nuevo bar favorito del mundo mundial, sito en Bilbao, en el cual me dedicaron (vídeo incluído) el mash-up de Rick Astley con Nirvana, y nos descubrieron maravillas youtubianas. A Psy ya lo llevo en el ipod.





He tenido tiempo para cuidar a dos de mis sobrinas, gracias a lo cual me he enganchado a Hora de Aventuras. Al Consorte también le encanta. Son lo más.



Y además de todo esto, mirando mi perfil de Goodreads (página de la cual soy adicta), he visto que he leído diez libros durante el mes de julio y otros tantos en agosto. Llevo cuatro libros terminados desde que el Consorte empezó a leer Tormenta de Espadas, y va para largo. Cuando lleve la mitad me ha dicho que se va a leer El Gran Gatsby, así que aprovecharé para devorar el de George R.R. Martin mientras él se pelea con Jay y Daisy en inglés... Pero de momento estoy inmersa en esa maravilla que es la serie Anno Dracula de Kim Newman, concretamente con el segundo, The Bloody Red Baron. Bloody good que son los libros, maldita sea.



También me ha dado tiempo a ver bastantes películas (y a llevarme un chasco con Prometheus; Sassy Fassy es lo mejor de la película, con diferencia), y ponerme a ver Deadwood. Sí, a estas alturas de la vida.

Quiero un David para mí solita

Y poco más. Ver los Juegos Olímpicos, cantar el "God Save the Queen" y alegrarme de las medallas británicas, emocionarme con Usain Bolt y con los perritos de la Reina en la Ceremonia de apertura...

Ah, sí, y algo más. Lo mejorcito del verano. Hacía mucho tiempo que no me reía tanto como en la semana fantástica del Ecce Homo de Borja. Genius.




Resumiendo, este ha sido mi verano. Ahora llega el fresquito (wiiii!) y el otoño (wiiiii!). A ver si se me quita la pájara del calor y la vagancia y actualizo esto más a menudo.