martes, 29 de mayo de 2012

Will I ever see your sweet return?

Si en la última entrada felicitaba a mi (ya quisiera yo) suegro, hoy vuelvo a dar la murga con otro de mis músicos favoritos. Por desgracia, no para desearle un feliz cumpleaños, ya que nunca cumplirá más de treinta. Y es que hace ya 15 años que Jeff Buckley entró al río Wolf en Tennessee cantando el "Whole Lotta Love" de Led Zeppelin para no volver...



Hace 15 años que desapareció una de las voces más bellas que he escuchado nunca, tanto cantando como hablando. Si no me creéis, escuchad cómo recita un poema de Poe...




 Sus versiones de Piaf, de Nina Simone o Dylan son de lo mejorcito que he escuchado. La más famosa, y la mejor, es su versión de "Hallelujah" del Cantante de Zombies, a.k.a. Leonard Cohen. Los pelos como escarpias, oiga.





Pero aunque hiciera muchas versiones, sus propias canciones se encuentran entre mis favoritas de todos los tiempos. Llamadme moñas, pero "Lover, you should've come over" es una preciosidad...


Lonely is the room, the bed is made, the open window lets the rain in
Burning in the corner is the only one who dreams he had you with him
My body turns and yearns for a sleep that will never come

It's never over, my kingdom for a kiss upon her shoulder
It's never over, all my riches for her smiles when i slept so soft against her
It's never over, all my blood for the sweetness of her laughter
It's never over, she's the tear that hangs inside my soul forever



Y qué decir de "Last Goodbye". Solo una cosa, y es que quiero que suene en mi funeral.





Just hear this and then i'll go
You gave me more to live for
More than you'll ever know



 Gracias, Jeff, allá donde estés. Si ves a mi Jim, dale un beso de mi parte.

1 comentario:

  1. Pero nena, todos tus ídolos están muertos? No te gusta nadie vivo?

    ResponderEliminar