martes, 3 de abril de 2012

Cementerios Londinenses

De este viaje no pasaba: tenía que visitar algún cementerio en Londres. Mi idea principal era ir a Highgate, básicamente para ver la tumba de Elizabeth Siddal, pero la lejanía (está en el quinto c**o), la economía (había que entrar con visita guiada y costaba 7 libras) y el tiempo no lo permitieron.

Así que visitamos otros dos de los Siete Magníficos. El primero fue Brompton, pegado al campo del Chelsea. Como nota cinéfila, es el que aparece en Promesas del Este y en el primer Sherlock Holmes de Guy Ritchie.







Lo curioso de este cementerio es que pertenece a los Royal Parks, y aunque siguen enterrando gente, los londinenses lo utilizan como parque. Vimos gente comiendo en los bancos, paseando al perro y hasta con el carrito de bebé. El problema (para mí, que me va el turismo necrófilo) es encontrar las tumbas de la gente famosa. Imposible dar con la Marquesa Luisa Casati, a no ser que pagues los (creo que) 3 lereles que costaba el plano. Los parisinos eso sí que lo tienen bien montado...

El otro cementerio victoriano que visitamos, el último día y a salto de mata, fue el de Kensal Green. Yo no sé qué les pasa a los literatos británicos, que a los jodíos les da por morirse o ser enterrados en su pueblo o en otro país, así que en Londres hay poquitos inhumados. Otra vez que me quedé con ganas de visitar las tumbas de Thackeray, Wilkie Collins o Harold Pinter, porque otra vez nos encontramos en un cementerio inmenso, laberíntico (lo construyeron inspirados en mi Père-Lachaise de mis amores) y sin un miserable plano para buscar a los habitantes ilustres...


Cu-cú!






El último cementerio que visitamos fue Bunhill Fields. Sus orígenes se remontan a la época de la peste, y se encuentra en todo el centrazo de la City (detrás del Barbican). Este directamente lo han convertido en parque (tiene hasta una zona de juego infantil), vallando las tumbas, antiquísimas todas, y con unos cuantos moradores conocidos, entre ellos Daniel Defoe y el señor William Blake...




...cuya lápida está en medio de la acera y, como bien pone en la sepultura, está "por aquí cerca". Cutres.

Resumiendo: una preciosidad, tranquilísimos y una gozada para pasear, pero si buscáis a alguien en particular... paciencia y mucha suerte.

2 comentarios:

  1. Sin plano, está chungo encontrar nada :/

    Qué foticos, ainsssssssssssssss, espero que te lo pasaras muyyyy bien :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo pasé muy bien pero acabé cansadísima :)
      Lo de los cementerios, para la próxima busco y rebusco en interné para ver si encuentro algún alma caritativa que lo haya escaneado o algo

      Eliminar