domingo, 4 de marzo de 2012

Ya lo echaba de menos

Despertar al mediodía, desayunar cupcakes y volver a la cama hasta las 14h, salir a pasear bajo el cielo plomizo por los parques y jardines que, por suerte, tenemos muy cerca de casa, volver a casa y beber coca-cola con limón y picotear patatas fritas como en un bar pero mejor porque estás en pijama, ver el documental de Stones in Exile y darte cuenta cuando termina de que Rocketeer empezó hace cuarenta minutos (oh, shit!), que haga la cena mientras actualizo el aipod con música francesa porque tenía mono de escuchar a Yves Montand y su "Chant de la Libération" y ya que estoy, pues meto a Brassens, algo más de Jean Sablon y, por supuesto, a Barbara...







Disfrutad de lo que queda de domingo. El nuestro aún no ha terminado, todavía queda ver un capítulo o dos de Boardwalk Empire, leer cómics bajo el nórdico, cargar el podcast de Milenio 3 de ayer y soñar con los angelitos...

5 comentarios:

  1. Cupcakes, cocacola, patatas fritas...
    Me perece a mí que tus domingos molan más que los míos (kiwi, té, lechuga...) Cachis...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo es que soy incapaz de vivir sin dulce. Y sin cocacola, eso ya es una adicción comprobada ante notario

      Eliminar
  2. ...Y estrenando una pedazo de cabecera. Très bien!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y gigantesca, que no tengo yo mucho ojo con eso de la proporción áurea :P

      Eliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar