sábado, 2 de abril de 2011

¿Quién teme al lobo feroz?


Casualidades de la vida. Acabo de ver un tráiler en la tele de Caperucita Roja. ¿A quién tienes miedo?. Personalmente, a esa película. Investigando vía San Google, veo que la película es un pastiche gótico-romántico (horror) cuya directora es la de Crepúsculo (el horror! El horror!). Y digo yo… ¿qué manía les ha entrado a todos ahora con destrozar clásicos góticos? O bien sea destrozar el mito del vampiro volviéndolo una moñez, o ahora nos da por reinterpretar cuentos clásicos a lo erótico-gótico. Pues menuda novedad, señores. Porque si he empezado hablando de casualidades, es porque casualmente estoy releyendo The Bloody Chamber de Angela Carter para una ponencia en un congreso y oh, sorpresa! La señora Carter reinterpretó los cuentos de hadas allá por 1979. 

Mi tessssoro


Recomiendo encarecidamente la lectura de esta colección de cuentos. En español es difícil encontrarla, ya que creo que la edición (del año catapún) de Minotauro está descatalogada y desaparecida en combate à la Chuck Norris. Cierto es que yo no la he leído en español, solo en inglés, y no puedo más que recomendar la lectura en el idioma de la pérfida Albión aunque solo sea por el cuento de “Puss-in-Boots”. Una gozada. 

Angela Carter siempre estuvo interesada por los cuentos folklóricos y clásicos, recopilándolos (por ejemplo, en Angela Carter’s Book of Fairy Tales) y traduciendo a escritores como Perrault (escritor de la versión de Caperucita que todos conocemos). El libro en cuestión (The Bloody Chamber, digo) contiene historias basadas en los cuentos de hadas clásicos como ya la mencionada “Caperucita”, “El Gato con Botas” o “Barba Azul”, pero con una vuelta de tuerca gótica, cómica, erótica, feminista… en resumen, más “adulta”. 

Las tres últimas historias, “The Werewolf”, “The Company of Wolves”, y “Wolf-Alice son reinterpretaciones de Caperucita. Y, sin haber visto esta película, estoy segura de que cualquiera de estas tres Caperucitas le da mil vueltas a la nueva, aunque solo sea sacando su instinto animal. Como curiosidad, “The Company of Wolves” tiene versión cinematográfica dirigida por Neil Jordan, con el guión escrito por la propia autora. 



No quiero destripar nada más, ¡hay que leerlo! Y no tenéis excusa, ya que he encontrado el texto completo (en inglés, eso sí).

Y si tenéis aún más curiosidad por las reinterpretaciones/vueltas de tuerca a los cuentos de hadas clásicos, los cómics Fábulas (Fables) son fantásticos. Enganchan que da gusto. Y las ilustraciones de James Jean para las portadas, una preciosidad.



  
Y aquí, de momento, me despido. Feliz fin de semana, y no temáis al lobo feroz (ni a Virginia Woolf).

1 comentario:

  1. Hola!
    Si la verdad es que ya se están pasando de la raya,pasa que hay mucho publico adolescente que compra todo eso,bah en realidad los padres le dan plata a sus hijos para que hagan lo que quieren y como son rebeldes y la mayoría esta clasificada ¨tribu urbanas¨,y otros simplemente miran al chico lindo,es una cosa loca jejej
    Las primeras historias de vampiros y hombres lobos y clásicos cuentos infantiles deben permanecer sin cambios por que pierden sentido a lo largo del tiempo =( es una lastima.

    Saludos y gracias por las recomendaciones de seguro que algo voy a conseguir =D

    Un abrazo!

    ResponderEliminar